De vuelta a la pelea

09_calcioa_500x365.jpg

El Milán se mete de nuevo a la pelea en la liga, por posición Champions, venciendo al Empoli en su casa, y con la derrota del Fiorentina, se acerca peligrosamente al cuarto lugr de la liga:

Empoli VS AC Milán
1-3

2574.gif

Tre puntos de oro

Milan obtuvo un triunfo absolutamente inmerecido en Empoli, que lo pone a un punto de la cuarta plaza.

Seguramente, si uno le preguntara a Ancelotti o al vice presidente Galliani, ellos hubieran preferido mucho más tener tanta suerte el martes pasado ante Arsenal y no en esta partido de Empoli, donde el equipo rossonero acabó ganando cuando hasta hubiera podido perder.

Al final fue 3 a 1 para la visita: Pato abrió el marcador, Antonio Buscé igualó y, en el final, Massimo Ambrosini y el otro brasileño Kaká estamparon la pizarra final. Un triunfo que vale oro, porque permite aprovechar de la mejor manera la caída de Fiorentina en la carrera para la cuarta plaza: Milan sigue quinto, con 46 unidades, pero ahora a tan sólo una de los violetas. Empoli, por su parte, sigue teniendo 25 y se cayó otra vez a la zona descenso: comparte con Parma la antepenúltima ubicación.

Cinco día después de la caída ante Arsenal, Milan se presentó a este partido lamiéndose las heridas: Maldini, el mejor en la cancha el martes, esta vez fue central junto a Kaladze, con Favalli por izquierda, mientras que en el medio Gourcuff tomó el puesto de Gattuso, suspendido. Entre los locales, Giovinco fue preferido a Vannucchi por el puesto de enganche, detrás del único delantero Saudati.

Más allá de la disposición táctica de los rivales, lo que veramente contó fue la predisposición a correr, rubro en el que los locales fueron claramente superiores. Así, Milan hacía el gasto pero su maniobra era lenta y maquinosa (el único que corría era Ambrosini, a la postre figura del partido), mientras que cada arranque en contragolpe de Empoli, especialmente vía Antonini, el lateral izquierdo que lo volvió literalmente loco a Oddo, tenía el escalofrío del peligro.

Milan se puso en ventaja de manera fortunosa: en ocasión de un centro desde la derecha, el arquero Bassi atrapó el balón pero dejó que se escapara en la caída y Pato fue el más rápido para aprovechar la papita de regalo y madarla a guardar.

Ahí el partido se ponía de la manera que Milan prefiere, con espacios para el contraataque, pero Gilardino se comió un gol increíble y, acto seguido, Buscé igualó, gracias a otra corrida de Antonini que se bebió a Oddo y metió el centro rasante, que cruzó toda el área (inclusive hubo penal de Favalli a Saudati) para el ingreso goleador del alero por el segundo palo.

En el complemento Ancelotti los sacó a Oddo, de tarea impresentable, y a Gourcuff: ingresaron Bonera y Brocchi. El juego se emparejó porque Milan, prácticamente, renunció a atacar masivamente y se limitó a esperar una invención arriba de uno de los tres delanteros. Empoli, en cambio, que ya al final de la primera etapa había tenido ocasiones muy claras con Saudati, se vio negar el gol por el poste a la izquierda de Kalac, que devolvió el tremendo remate de Marchisio.

En suma, el partido se encaminaba hacia un empate que, inclusive, le quedaba algo chico al local, pero que el entrenador Malesani pareció aceptar cuando lo sacó a Giovinco para ponerlo a Giacomazzi. Sin embargo, los campeones siempre pueden inventar algo y eso fue lo que hizo Kaká: una linda jugada por izquierda y el centro al corazón del área, donde Ambrosini cabeceó al gol.

Faltaba muy poco, pero lo suficiente para que el Milan metiera un par de contragolpes terribles. El que trajo el tercer gol fue comenzado por Pato, que corrió hasta el borde del área y metió hacia la derecha, Paloschi recibió pero metió el centro bien atrás, hacia la medialuna, donde Kaká controló para luego despachar un derechazo cruzado que se coló a lado del palo a la izquierda de Bassi, inatajable.

En suma, un triunfo aún más valioso porque obtenido jugando mal. Ahora Milan tendrá la posibilidad, por primera vez en varios meses, de trabajar toda la semana para preparar los partidos, esas once finales que lo separan de la próxima Champions League. Empoli, por su parte, no merecería estar tan abajo, pero con un plantel tan joven es normal perder algún punto por inexperiencia.

Vía | ESPNDeportes

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: