Milán empata con dificultad

Hoy miércoles el Milán disputó un partido k debía de la fecha 16, y para sufrimiento del Milán, Ronaldo luego luego k ingresó al terreno del juego sufrió una lesión k lo dejará fuera 8 meses:

AC Milán VS Livorno
1-1

2926.gif

Doble golpe

AC Milan tuvo que aplazar la conquista de la 4ª plaza, al igualar en San Siro ante Livorno. Además, Ronaldo sufrió una grave lesión en la rodilla.

No fue una buena noche para el Milan: desde el punto de vista deportivo, perdió la ocasión de atrapar la cuarta plaza, al igualar por 1 a 1 en San Siro con el Livorno, producto de los goles de Nico Pulzetti y de Andrea Pirlo, de penal. El partido, que había sido aplazado para permitirle al Milan el viaje a Tokio, sirvió para completar la fecha 16.

Además, el brasileño Ronaldo, recién ingresado, sufrió una lesión en la rodilla izquierda, que pareció muy grave desde un primer momento, al punto de que el delantero salió de la cancha en camilla y llorando. La primeras voces, luego del partido, hablaban de la ruptura total del tendón de la rótula, lo cual implicaría el probable y triste final de su desafortunada carrera. En estos casos, sin embargo, conviene ser prudentes y esperar noticias más confiables.

De cualquier manera, el club rossonero suma 37 puntos y se ubica en la quinta posición, a tan sólo una unidad de la Fiorentina. El Livorno, por su parte, ahora tiene 23 y comparte con Lazio y Catania la treceava ubicación.

EL PARTIDO
El partido fue bastante divertido y entretenido, jugado a buen ritmo por ambos rivales y con un planteo táctico muy bueno por parte de la visita. Hay que decir que Carlo Ancelotti (quien festejaba su partido número 600 como entrenador) tuvo que presentar un equipo en emergencia adelante, sin Kaká, sin Seedorf y con Gilardino formando la pareja ofensiva con el jovencito Paloschi.

De esta manera, Gourcuff cumplía la función de enganche, mientras que por lo menos la línea de volantes era la de siempre, es decir Gattuso, recuperado a tiempo de récord, Pirlo y Ambrosini. En defensa Bonera acompañaba a Kaladze en el medio, con Oddo y Favalli por los laterales.

El Livorno, en cambio, seguía con el mismo once de las últimas semanas, con la única diferencia del regreso de Vidigal, luego de cumplir una fecha de suspensión, en lugar de Belleri. De esa manera, Pulzetti cubría el lateral derecho y lo hizo muy bien, al punto de volverse, como veremos, fundamental en el desarrollo.

El planteo era muy fácil de adivinar: el Milan haciendo el gasto y el Livorno defendiendo agazapado, para aprovechar su rapidez en transicción para meter el contraataque. Así, el primer tiempo se fue en un suspiro, con una presión constante del local y algunas claras ocasiones de gol: tres veces Amelia salvó milagrosamente (dos remates de Pirlo y un cabezazo a quemarropa de Ambrosini; fue realmente incréible su reflejo en esta última oportunidad) y en otras dos los remates de Gourcuff saliron besando el travesaño.

En la vereda de enfrente, para señalar algunas incursiones del escurridizo Tavano, sin que Kalac tuviese que ensuciarse los guantes. Lamentablemente, sobre el final de la etapa el delantero se lesionó (un tirón) y fue remplazado por Diamante.

LOS GOLES
En la segunda etapa llegaron los goles. El Livorno comenzó mucho mejor y varias veces pareció poderse volver peligroso, pero siempre fallba en la última puntada. Hasta que Pulzetti recibió por derecha un cambio de frente de Pasquale, ingresó al área enfrentado por Favalli, enganchó hacia adentro y dejó salir un zurdazo en comba a girar al segundo palo, que se clavó en el ángulo superior a la derecha de Kalac, un verdadero golazo.

El Milan se lanzó hacia adelante y Carlo Ancelotti cambió a la pareja ofensiva, Ronaldo e Inzaghi por Paloschi y Gilardino. Pocos minutos después llegó el doble golpe: Oddo metió el centro desde la derecha, Vidigal saltó y despejó el balón con el brazo justo mientras, delante de él, Ronaldo caía al suelo gritando.

El referí cobró penal pero los jugadores locales, en lugar de festejar, se fueron a socorrer al compañero, lo cual hizo que todo el estadio entendiera enseguida la gravedad de la lesión. Como quedó dicho, Ronaldo salió en camilla y Pirlo transformó el penal en el gol del empate.

El local sigió buscando e Inzaghi tuvo una ocasión clamorosa, un cabezazo a quemarropa luego del centro desde la derecha de Gourcuff, pero otra vez Amelia, con un reflejo increíble, salvó el arco y se volvió la figura del partido. Pero al Milan le faltaban ideas, los visitantes corrían como locos y dejaron todo en la cancha, y además con un sólo delantero local (Inzaghi) la labor de la defensa visitante se simplificó bastante.

Sobre el final el Livorno, otra vez con Pulzetti, tuvo una ocasión clamorosa, pero esta vez el volante, que había llegado muy bien de cara al arco para empalmar el centro pasado de Pasquale, pifió malamente el balón, graciándolo a un Kalac ya resignado.

En el último minuto de juego, también apareció el infaltable yerro arbitral: Inzaghi se iba al gol (inclusive anotó, pero con el juego ya detenido) y fue parado por un off side inexistente. Pero, en este caso, el error puso justicia, porque ni Milan merecía ganar ni, mucho menos, habría sido justa la derrota del Livorno.

Vía | ESPNDeportes

-EduardroG91

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: